Como Sobrevivir a un Ataque al Corazón

Cómo sobrevivir a un ataque al corazón si te encuentras solo      

  
El sólo hecho de pensar en que podemos llegar a sufrir un ataque al corazón en cualquier momento es algo que nos llena de mucho miedo, porque sabemos que en la mayoría de los casos sus consecuencias pueden ser fatales. Sin embargo, lo que más nos debería preocupar es no estar preparados para un caso como éste, más aún si nos llega a pasar cuando estamos solos.
Saber reaccionar ante los síntomas de un ataque al corazón puede ser determinante para salvar nuestra vida. En muchos casos es difícil actuar cuando estamos solos, pero si tenemos en cuenta algunas recomendaciones, podemos tener más posibilidades de sobrevivir y recibir atención profesional a tiempo.  

¿Es lo mismo un ataque al corazón que un paro cardíaco?

Antes de darte las recomendaciones para sobrevivir a un ataque al corazón si estás solo, es muy importante que te aclaremos la diferencia que existe entre un paro cardíaco y un ataque al corazón. Es muy común ver cómo las personas caen en el error de creer que ambas cosas son exactamente lo mismo, cuando en realidad no es así. Aunque tanto un paro cardíaco como un infarto de miocardio (término médico correcto para el ataque al corazón) se producen por problemas de circulación sanguínea y el suministro al corazón, ambos difieren en sus respectivos modos de aparición.       
  
Un  paro cardíaco se produce cuando la circulación sanguínea de nuestro cuerpo disminuye, lo que hace que las contracciones del corazón se vuelvan irregulares o más débiles. Como consecuencia, todas las partes de nuestro cuerpo dejan de recibir el suministro adecuado de oxígeno y, debido a esto, la persona pierde la conciencia, ya que el cerebro no recibe la cantidad de oxígeno necesaria.
Por su parte, un ataque al corazón o, mejor dicho, infarto de miocardio, se produce cuando el flujo sanguíneo se corta en un área particular del corazón, generalmente por una obstrucción arterial. Como consecuencia, las células de esta área de nuestro corazón empiezan a morirse y, si no se trata debidamente, con el tiempo esta alteración en el suministro de sangre y oxígeno al corazón puede causar un grave daño del músculo cardíaco y los tejidos. Comúnmente los síntomas que están asociados a un ataque al corazón, y que nos permite actuar a tiempo, son dolor en el pecho, falta de aliento, palpitaciones, sudoración excesiva, náuseas, fatiga o mareos, entre otros.
Pues bien, ahora que ya dejamos claro las diferencias entre paro cardíaco y ataque al corazón, te invitamos a que conozcas cómo debes actuar para sobrevivir a un ataque al corazón si te encuentras solo. Cabe resaltar que no hay como tal alguna manera totalmente eficaz para sobrevivir a un ataque al corazón, pero estos consejos pueden ser determinantes.

¿Cómo actuar ante un ataque al corazón?      

  • En primer lugar, debe llamar a un número de emergencias cuando empiece a sentir malestar físico y dolores en el área cardíaca que puedan ser sospechosos. Si ya le han diagnosticado algún tipo de enfermedad cardíaca, póngase en contacto con el centro médico donde está recibiendo el respectivo tratamiento. Si casualmente va conduciendo un vehículo y empieza a sentir los síntomas, deténgase de inmediato y llame cuanto antes a emergencias.
  • No importa lo cerca que pueda estar de un centro médico u hospital, por ningún motivo intente llevar el auto usted mismo, pues en cualquier momento puede perder el conocimiento mientras conduce y esto puede acabar mal para usted e incluso para otros.
  • Si ya se encuentra recibiendo un tratamiento médico para controlar la enfermedad del corazón, es posible que tenga cerca algún tipo de medicamento bloqueador beta de venta libre. Si es así, tome una pastilla mientras espera a que llegue la ayuda. Si es la primera vez que le ocurre, tome cuanto antes una aspirina y mastíquela bien. Este medicamento ayuda a prevenir que se formen coágulos, lo que ayudará a mejorar el flujo sanguíneo al relajar las arterias. Esto será muy útil para evitar que el problema se agrave mientras llega la ayuda.
  • En lo posible debe permanecer quieto para evitar el exceso de trabajo al músculo cardíaco que ya está agotado.
  • Si le es posible, golpee duro el área del pecho donde se encuentra el corazón, para evitar que éste pare de bombear sangre. Esto es algo muy difícil cuando sufrimos un ataque cardíaco y es más efectivo si alguien más lo hace por usted.
Tras conocer los pasos para actuar ante un ataque al corazón si estamos solos, muchos de ustedes se preguntarán ¿Por qué me tomé el tiempo para abarcar el tema de la diferencia entre paro cardíaco y ataque al corazón? Pues bien, lo más probable es que muchos de ustedes en algún tipo de correo o página web hayan encontrado una información que busca enseñar a hacer  la reanimación cardiopulmonar mediante la tos  o tos-RCP (De forma continua la fuerza-tos) al momento de experimentar síntomas de ataque al corazón.
Aunque este procedimiento no es incorrecto y ha ayudado a salvar a muchas personas, lo que muchos no diferencian es que se trata de un método para aplicar en caso de paro cardíaco. Comúnmente este tipo de cadenas o asesoramientos no aclaran la diferencia que existe entre ambos problemas y por eso muchas personas no pueden actuar correctamente de acuerdo a su caso. ¡Espero que les sea de mucha ayuda!    





No hay comentarios:

Publicar un comentario